La MAGIA es el instrumento ideal para amenizar todo tipo de eventos, bien sean de carácter profesional o lúdico, combinando entretenimiento, animación, humor y participación del público.

La Magia o Ilusionismo han dejado de ser sólo un entretenimiento, hoy en día ocupa un espacio importante en colegios, universidades y empresas como una novedosa herramienta educativa. En países desarrollados esta en auge y la Magia puede ser adaptada a cualquier actividad, aumenta la capacidad de concentración, creatividad e imaginación, estimula la agilidad mental, ingenio, coordinación, desarrolla la personalidad y permite una mejor comunicación, acercamiento y empatía entre las personas. Revitaliza nuestras Fantasías y Sueños a través de una actividad sana y entretenida.


                


 La palabra magia e ilusionismo son completamente sinónimos, lo que sucede es que, asociamos la palabra ilusionismo a la magia con grandes aparatos, que es lo que conocemos como grandes ilusiones, pero realmente hacer magia con cartas también es ilusionismo.
La magia podríamos definirla como el arte de hacer hechos sorprendentes, aparentemente inexplicables con el fin de maravillar o ilusionar, de conseguir que durante un rato, seamos capaces de que el publico cruce ese espejo que nos separa de la realidad y la fantasía, como cuando Mary Poppins y sus amigos viajan a través de los dibujos pintados en el suelo, o cuando Alicia en el País de las Maravillas cruza el espejo. Por eso el mago jamás revelará sus secretos, porque si explica el truco, estaría desilusionando al público, después de haberle ilusionado. Deja que el público permanezca o lo recuerde como un sueño.